Al menos 350 kilos de cocaína ocultaban cuatro grandes rocas exportadas en un contenedor desde Bolivia y descubierta por la policía en la ciudad de Arica, según informes policiales.

Ante sospechas policiales, el contenedor proveniente de Bolivia fue sometido a un scanner especial, que detectó la droga.

Arica es considerado uno de los principales puntos de ingreso de cocaína proveniente de Bolivia y que desde este país es enviada hacia Estados Unidos y Europa. En mayo funcionarios aduaneros detectaron también un cargamento de 50 kilos de cocaína boliviana que iba con destino a Italia.