El debate de investidura del nuevo gobierno tripartito griego se reanuda hoy en el Parlamento de Atenas con la intervención del ministro de Finanzas, Yannis Sturnaras, y con las esperadas críticas de la oposición izquierdista.

El primer ministro, el conservador Antonis Samarás (Nueva Democracia), presentó ayer el programa pactado con sus socios de gobierno (socialdemócratas y centroizquierdistas) y afirmó que tendrá como objetivo acelerar las privatizaciones para recaudar más dinero y evitar nuevos recortes.

También habló de la necesidad de "renegociar" los términos del memorándum de medidas de austeridad impuesto por Bruselas ampliando los plazos pero "no cambiando los objetivos".

Las propuestas de privatización provocaron una fuerte reacción del principal partido de la oposición, el izquierdista Syriza, cuyo líder, Alexis Tsipras, intervendrá hoy en el debate.

La sesión se abrirá a las 18.00 hora local (15.00 GMT) con la intervención del ministro de Finanzas.

Los 71 diputados de Syriza han anunciado que abandonarán el hemiciclo "por razones simbólicas" cuando intervenga el líder del partido neonazi Amanecer Dorado, Nikolaos Mijaloliakos.

Mañana, en torno a la medianoche, tendrá lugar la votación de investidura del nuevo ejecutivo para la que no se esperan sorpresas ya que los tres socios del gobierno, la conservadora Nueva Democracia, el socialdemócrata Pasok y la centroizquierdista Dimar, suman 179 de los 300 escaños del Parlamento.