La espera de 76 años por un campeón británico en Wimbledon terminó el sábado. Al menos en los dobles de hombres.

El británico Jonathan Marray y el danés Frederik Nielsen derrotaron 4-6, 6-4, 7-6 (5), 6-7 (5), 6-3 al sueco Roberto Lindstedt y al rumano Horia Tecau en la final de dobles.

Marray es el primer hombre británico que gana un título de dobles en Wimbledon desde 1936. El domingo, Andy Murray puede poner fin a la sequía británica en sencillos, que también es de 76 años, cuando enfrente a Roger Federer en la final de hombres.

El abuelo de Nielsen, Kurt, perdió las finales de sencillos de Wimbledon en 1953 y 1955.

En la final de dobles de mujeres, la flamante campeona de singles Serena Williams y su hermana Venus derrotaron 7-5 y 6-4 a las checas Andrea Hlavackova y Lucie Hradecka.