Al menos cinco personas, entre ellas cuatro menores de edad, resultaron heridos luego de varios ataques de la guerrilla de las FARC a poblaciones del departamento colombiano del Cauca (suroeste), señaló hoy a Efe el comandante de la Brigada Móvil número 28 del Ejército, coronel Martín Hernando Nieto.

Nieto explicó, por teléfono, que guerrilleros de la columna "Gabriel Galvis", de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), lanzaron, el vienes por la noche, artefactos explosivos contra las tropas que adelantaban labores de registro y control en Miranda.

"Además de poner a la población civil como escudo, utilizaron armas no convencionales que al no tener precisión, afectaron a cuatro niños y a un adulto", señaló el oficial.

Agregó que los heridos fueron atendidos en hospitales de la zona y que ya fueron dados de alta, al igual que otras doce personas que resultaron aturdidas por las explosiones.

Las tropas, según el coronel Nieto, ya retomaron el control de la situación.

Indicó, además, que en la mañana de este sábado, en Toribío, otra población del departamento del Cauca, hubo enfrentamientos con rebeldes de las FARC, en "la parta alta de la montaña".

De momento, dijo, no hay reporte de ninguna persona muerta o herida, ni entre la población o miembros del Ejército colombiano.

Indicó que los ataques han dejado al menos unas 50 viviendas afectadas, pero que la población ya retomó el ritmo normal de sus actividades.

Varias poblaciones del departamento del Cauca, como Toribío, Jambaló, Miranda, entre otros, son víctimas de frecuentes acciones de las FARC.

El pasado 13 de junio el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, puso al servicio tres brigadas y cuatro batallones del Ejército para combatir y "sacar de sus madrigueras" a los guerrilleras del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las FARC.

Los soldados fueron destinado a los departamentos de Arauca y Norte de Santander, fronterizos con Venezuela, al igual que en Cauca y Nariño.