Al menos 39 personas murieron por bombardeos de aviones no tripulados norteamericanos y un ataque de desconocidos armados en Pakistán, informaron hoy medios locales.

Según el canal de televisión Dunya, al menos 21 personas murieron por bombardeos de aviones no tripulados de Estados Unidos que tuvieron como blanco una casa que presuntamente servía de refugio a militantes en la región tribal de Waziristán del Norte, en el noroeste paquistaní.

La fuente, que no identificó a las víctimas, precisó que el ataque tuvo lugar anoche en el área de Datta Khel, cercana a la frontera con Afganistán y donde hay activistas que operan a ambos lados de la línea divisoria.

Los bombardeos de aviones no tripulados norteamericanos son frecuentes en el área.

Otras 18 personas murieron en un ataque de media docena de desconocidos armados también anoche contra un autobús de matrícula iraní en la región de Turbat, en el sudoeste de Pakistán, de acuerdo con la cadena televisiva Geo.

El canal apunta que el vehículo estaba ocupado por personas que pretendían cruzar ilegalmente al vecino Irán.

Las autoridades indicaron que los agresores abrieron fuego con armas automáticas al paso del autobús y que han abierto una investigación para esclarecer el motivo del ataque.