El abridor Bronson Arroyo lanzó su primer juego completo de la temporada y llevó a los Rojos de Cincinnati a una victoria por 6-0 sobre los Padres de San Diego.

Arroyo (4-5) trabajó los nueve episodios, permitió tres imparables, dio una base y retiró a ocho por la vía del ponche para acreditarse el triunfo.

El abridor retiró a 14 de los últimos 15 bateadores que enfrentó para darle a los Rojos su quinta blanqueada en la campaña, y la primera que consiguen con un solo lanzador.

El parador en corto Zack Cozart (9), el receptor Ryan Hanigan (2) y el antesalista Todd Frazier (9) pegaron sendos cuadrangulares para los Rojos.

La derrota la cargó el abridor Kip Wells (1-2) en seis episodios, permitió siete imparables, dos jonrones, tres carreras, dio tres bases y retiró a tres por ponche.