El abridor James McDonald lanzó siete entradas y ponchó a 10 enemigos, y el receptor Mike McKenry se voló la barda para los Piratas de Pittsburgh, que vencieron 3-1 a los Gigantes de San Francisco.

Con su triunfo, los Piratas se hicieron de nueve triunfos en los últimos 11 juegos.

McDonald (9-3) estuvo siete episodios sobre el montículo, permitió cuatro imparables y retiró a 10 por la vía del ponche para hacerse de la victoria de los Piratas.

Con el bate Mckenry (7) conectó batazo de vuelta entera en el cuarto episodio, sin corredores en los senderos, para los Piratas.

La derrota la cargó el abridor Ryan Vogelsong (7-4) en siete episodios, permitió ocho imparables, un jonrón, tres carreras, dio una base y retiró a cinco por ponche para los Gigantes, que perdieron por sexta ocasión en los últimos ocho juegos.