Los inversionistas abandonaron en tropel las acciones el viernes, luego que el gobierno estadounidense reportó que sólo se generaron 80.000 empleos en junio, el tercer mes consecutivo de contrataciones débiles.

El promedio industrial Dow Jones cayó 124,2 puntos, para cerrar en 12.772,47. La pérdida borró todo el avance que el Dow había tenido en la semana.

La negativa de los patrones estadounidenses a acelerar sus contrataciones muestra que la economía sigue enfrentando problemas, tres años después de que concluyó oficialmente la recesión. Un promedio de apenas 75.000 empleos se generó cada mes en el trimestre que abarcó de abril a junio, mucho menos que los 226.000 creados por mes en el primer cuarto del año.

"Esto muestra que la economía estadounidense pierde impulso", dijo Sharon Stark, directora de estrategas de mercado en la correduría Sterne Agee. "Es una señal de que todos esperan ver lo que sigue".

De las 30 acciones que conforman el Dow Jones, sólo cinco subieron, incluidas las de McDonald's y las de AT&T. Alcoa, el mayor productor de aluminio en el mundo, y Caterpillar, el fabricante de maquinaria para construcción, figuraron entre los títulos más golpeados, con caídas de aproximadamente 3%.

Las empresas industriales y de materiales suelen ser más vulnerables al debilitamiento de la economía.

El anémico reporte del empleo llevó a que los inversionistas sacaran su dinero de los mercados bursátiles para colocarlo en instrumentos de bajo riesgo. El precio del bono del Tesoro a 10 años aumentó, por lo que su rendimiento se redujo a 1,55%, respecto del 1,6% observado al cierre del jueves. El dólar subió frente al euro.

El crecimiento aletargado del empleo en Estados Unidos llega en un momento en que la economía global pierde también ímpetu. Los bancos centrales en Europa y China tomaron medidas el jueves para apuntalar sus economías.

Las nuevas señales de debilidad económica en el mundo abatieron los precios de las materias primas. El petróleo crudo descendió 2,77 dólares, el 3%, a 84,45 dólares por barril. Estados Unidos es el mayor consumidor de petróleo en el mundo, y la posibilidad de una menor demanda redujo los precios.

En otras cotizaciones en Wall Street, el Standard & Poor's de 500 acciones decreció 12,9 puntos, el 0,9%, a 1.354,68, y el índice compuesto Nasdaq bajó 38,79 unidades, el 1,3%, a 2.937,33.

Los principales indicadores bursátiles en Europa bajaron. El DAX de Alemania perdió 1,9%, lo mismo que el CAC-40 de Francia. El principal referente de España se hundió 3%.

Las acciones a la baja superaron a las que subieron por 2-1 en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de operaciones fue muy ligero, por 2.600 millones de acciones.