El británico Andy Murray, cabeza de serie número cuatro en Wimbledon, disputará el domingo su primera final del Grand Slam británico después de derrotar hoy en semifinales al francés Jo-Wilfried Tsonga por 6-3, 6-4, 3-6, 7-5, en dos horas y 46 minutos.

Murray, que se convierte así en el primer tenista británico en acceder a la final del torneo desde que lo hiciera Bunny Austin en 1938, se verá las caras en el último encuentro del campeonato con el suizo Roger Federer, que se deshizo hoy del vigente campeón, el serbio Novak Djokovic, por 6-3, 3-6, 6-4 y 6-3 en dos horas y 19 minutos.