La prima de riesgo española retomó hoy de nuevo la espiral alcista y una hora después de la apertura de los mercados superó los 545 puntos básicos tras la negativa del Banco Central Europeo (BCE) a comprar deuda y adoptar nuevas medidas de estímulo.

Poco después de las 10.00 (las 08.00 GMT), la rentabilidad que se exige a la deuda española a diez años en los mercados secundarios escalaba al 6,82 % y, como el bono alemán al mismo plazo caía al 1,37 %, la prima de riesgo de España sumaba seis puntos, hasta los 545.

Al inicio de la sesión, el sobrecoste exigido a la deuda española llegó a superar los 552 puntos básicos, coincidiendo con la apertura bajista de la Bolsa española.

Los expertos consultados por Efe creen que los inversores presionan a España porque la autoridad monetaria europea (BCE) no anunció este jueves medidas extraordinarias como la compra de deuda en los mercados secundarios y se limitó a recortar los tipos de interés al mínimo del 0,75 %.

Por esa razón, hoy el mercado redobla su ofensiva y presiona al Gobierno español para que acelere los nuevos recortes y apruebe cuanto antes medidas como la subida del IVA.

En cuanto a las primas de riesgo de otros países periféricos de la Unión Europea, la de Italia se mantiene sin cambios, en 460 puntos básicos, con el bono a diez años en el 5,97 %, mientras que la de Portugal cae apenas unas décimas, hasta 878.