La reconocida baronesa Thyssen, Carmen Cervera, visitará Costa Rica en octubre para apoyar la declaración, como símbolo nacional, de unas misteriosas esferas de piedra precolombinas en la zona sur del país, informaron hoy los organizadores del evento.

Thyssen será madrina del Proyecto Esferas, que busca que estos monolitos, que datan de entre el año 400 d.C y 1.500 d.C, figuren en la lista de símbolos patrios costarricenses.

Para ello, visitará la península de Osa, en el Pacífico sur del país, donde se encuentran la mayoría de esferas, de las cuales los científicos aun no logran explicar su confección con certeza.

De acuerdo con un comunicado de los organizadores del proyecto, "la filántropa aceptó con gusto apoyar la iniciativa, pues está interesada en la conservación de la majestuosa biodiversidad de la zona de Osa y de la magia que encierra las esferas precolombinas".

Se espera que con la visita de la viuda del barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza, se agilice un proyecto de ley que se encuentra en la Asamblea Legislativa para declarar estas esferas como símbolos nacionales costarricenses.

Además, Cervera indicó que tiene intención de apoyar a los habitantes de Osa, con la entrega de becas de educación para niños y adolescentes destacados de la localidad.

La baronesa, propietaria de una de las colecciones de arte más importantes del mundo, recibió la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo y desde el año pasado es Académica de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo (Málaga).