Un intento de ocupación de un predio agrícola por parte de comuneros mapuches terminó hoy en un tiroteo entre los indígenas y la policía en la región de La Araucanía, en el sur de Chile, sin que se haya informado de heridos, según informaron fuentes policiales.

El incidente ocurrió en terrenos del fundo "El Natre", perteneciente al empresario Osvaldo Sierra, situado en la localidad de Vilcún, a unos 670 kilómetros de Santiago, hasta donde llegaron unos 20 miembros de la cercana comunidad mapuche de "Llamuco".

Los comuneros de Llamuco reclaman esas tierras como parte del territorio ancestral del pueblo huenteche (en lengua mapuche, gente de los llanos).

Hasta el lugar llegaron posteriormente efectivos de Carabineros para desalojar a los ocupantes, que según las fuentes abrieron fuego con escopetas, mientras los uniformados respondieron con balines de goma y bombas lacrimógenas.

Tras el intercambio de disparos, los comuneros se dispersaron, perseguidos por la policía, en un operativo que se extendió a otros predios del sector, con el apoyo de carros blindados y un helicóptero, señaló la policía.

Durante la búsqueda, los carabineros encontraron oculto entre unos matorrales a Ernesto Chachallao Painemil, que presuntamente participó en el incidente y estaba prófugo de la justicia desde el año 2006, cuando fue acusado de participar en un atentado incendiario.

El detenido, dijo la policía, está vinculado a la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), una organización de mapuches radicales que han tomado parte en el conflicto por tierras que desde hace varios años mantienen algunas comunidades mapuches en la zona.

Dos dirigentes de la CAM, Héctor Llaitul Carrillanca y Roberto Carlos Painemil Parra fueron procesados por el atentado del 2006 y absueltos en 2008.

El incidente de hoy se sumó a otro ocurrido el pasado martes en el mismo fundo "El Natre", cuando tres encapuchados golpearon a un trabajador que operaba una maquina excavadora, pero huyeron ante la llegada de Carabineros.

Miguel Antipán, uno de los comuneros que participaron en el incidente de este viernes, dijo a radio Bío Bío que la ocupación de terrenos "es el único camino para recuperar sus tierras y expulsar de su territorio a latifundistas y empresas".