La Asamblea Nacional de Nicaragua autorizó al Ejecutivo gestionar préstamos por 134,1 millones de dólares y donaciones por 29 millones durante las 48 sesiones que efectuó en el primer semestre de este año, informó hoy una fuente legislativa.

El presidente del Parlamento nicaragüense, el oficialista René Núñez, declaró en el plenario que también aprobaron 26 leyes, entre ellas una que castiga la violencia contra la mujer, 27 decretos, 3 resoluciones y 6 declaraciones legislativas.

Los diputados concluyeron este viernes el primer período de sesiones en 2012, comenzaron sus vacaciones de medio año y reanudarán sus labores en agosto próximo, precisó Núñez.

Los préstamos y donaciones sancionados en el Legislativo serán destinados, entre otros temas, a programas de electrificación, infraestructura vial, generación de energía renovable y combate a la pobreza.

Por su parte, la opositora Bancada Democrática Nicaragüense (BDN), con 26 de los 92 diputados en el Legislativo, demandó al oficialismo suspender las vacaciones y elegir a una treintena de funcionarios públicos con el mandato vencido.

"Estamos preparados para debatir y ver cuáles son las candidaturas más idóneas" en el Consejo Supremo Electoral (CSE), Corte Suprema de Justicia, entre otros, dijo el opositor liberal Carlos Langrand, cuando pidió a Núñez continuar con las sesiones para escoger a los altos cargos.

El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), con una amplia mayoría de 63 votos en el Parlamento, no ha puesto el tema de la elección de esos funcionarios en agenda.

Núñez sólo expresó que "la Asamblea está autorizada para sesionar en receso y en período de actividad", sin aceptar o negar la petición de los opositores.

Un grupo de jóvenes opositores mantiene desde el 21 de junio una huelga de hambre frente a la sede central del Poder Electoral, en Managua, también en demanda de la elección en el Parlamento de los funcionarios públicos.