La plataforma Puro Centro Democrático del expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, es un instrumento para tantear el alcance electoral de su propuesta opositora y agregar al panorama político una nueva opción, observaron hoy analistas consultados por Efe.

Uribe presentó el jueves en Bogotá una "coalición de convergencia" dispuesta a "animar precandidaturas y a apoyar a un gran candidato" al que no puso nombre, lo que el investigador Ariel Ávila, de la organización no gubernamental Corporación Nuevo Arco Iris, entendió como una prueba de poder.

"Él está midiendo el aceite", comentó Ávila sobre esa formación, con la que a su juicio Uribe busca congregar a los contrarios al Gobierno de Juan Manuel Santos y calibrar "qué tantas posibilidades hay de que su movimiento político cuaje" de cara a las elecciones generales de 2014.

En la actualidad, todos los partidos políticos colombianos exceptuando el izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA) están congregados en la Unidad Nacional, que gira alrededor del Gobierno del presidente Santos.

Este nuevo movimiento que impulsa y respalda Uribe "con su batuta" es para el analista Alfredo Rangel una herramienta que abre el escenario político en Colombia porque "el unanimismo es la antípoda de la democracia, que es debate y confrontación de ideas y tesis".

Rangel, que dirige la Fundación Seguridad y Democracia, agregó que la iniciativa además es una respuesta a los problemas de inseguridad, a la desmotivación en las Fuerzas Militares y al riesgo económico que implica el "despilfarro" del actual Ejecutivo de Colombia.

"El poder político en Colombia se disputa entre estas dos opciones de derecha", explicó por su parte Ávila en referencia al uribismo y al santismo, las únicas alternativas con alcance en las regiones y en las ciudades que van a "competir por la Presidencia en un par de años".

Ávila definió la corriente de Santos como "una derecha urbana modernizada y empresarial" y la de Uribe como otra "más ganadera y latifundista", y consideró que son las que dividen al país ante la debilidad del centro y la izquierda en la Colombia rural.

Los contendientes en las urnas serían entonces un Santos que todavía no ha manifestado públicamente su interés en la reelección y el candidato de Puro Centro Democrático, que si bien no se ha definido tiene ya un aspirante: el exministro de Hacienda de Uribe Óscar Iván Zuloaga.

Zuloaga confirmó hoy en RCN Radio que desde que dejó de ser ministro ha trabajado por el liderazgo político bajo la bandera del modelo de Uribe.

"El uribismo va a tener candidato presidencial y tiene que haber una persona, un líder que tenga la capacidad de recoger al país y de dar la certeza de que esas ideas van a gobernar nuevamente", remarcó.

Según Ávila, las posibilidades de unos y otros se empezarán a vislumbrar en la agenda política del segundo semestre que comienza.

"Los uribistas van a enfocarlo todo al tema de la seguridad mientras el santismo lo proyectará en el comercio exterior y en asuntos internacionales", predijo Ávila.

Así, la batalla que hasta ahora se canalizaba a través de la cuenta de Twitter de Uribe y tan sólo desde abril pasado con veladas referencias en los discursos de Santos, toma forma y salta al campo político nacional e internacional.

Santos fue ministro de Defensa de Uribe entre 2006 y 2009, y durante la campaña contó con el respaldo de su entonces ya exjefe, como lo recordó ayer el exmanadatario en la presentación de su nueva plataforma, en un discurso en el que predominó la muletilla "estamos en desacuerdo".