Un integrante indio de las fuerzas de paz de la ONU fue muerto en el oriente del Congo en una zona sacudida por una incipiente rebelión, informó un vocero de las Naciones Unidas.

Contactado por teléfono, el portavoz Madnodje Mounoubai dijo que el soldado fue muerto por la explosión de un proyectil la noche del jueves durante un ataque de los insurgentes del grupo M23 a la población de Bunagana.

El grupo rebelde está formado por soldados que desertaron del ejército gubernamental en abril.

El vocero del M23, Vianney Kazarama, dijo que los insurgentes tomaron el pueblo hacia las seis de la mañana del viernes. Un habitante de Bunagana confirmó la ocupación del M23, pero pidió no ser identificado por motivos de seguridad.

Los rebeldes han ganado terreno en los últimos días, una situación complicada para un país que se recupera de una guerra.