La deficitaria aerolínea uruguaya Pluna dejó de operar el viernes al no poder competir con las líneas aéreas de Argentina y Brasil en momentos en que Sudamérica se ve afectada por la crisis económica mundial.

El gobierno del presidente José Mujica debió hacerse cargo de Pluna después que sus principales inversionistas la dejaron el mes pasado. El jueves por la noche, ante el comienzo de una huelga de los empleados, millones de dólares en pérdidas, la falta de nuevas inversiones y la competencia paralizante de Argentina y Brasil, el gobierno informó que la empresa no podía seguir operando.

El viernes, los empleados de Pluna habían abandonado la terminal internacional de la compañía en Montevideo y sus aviones quedaron aparcados, formando fila en la pista.

Ahora, el gobierno del presidente José Mujica busca una solución a la crisis, que deja al país sin su empresa aeronáutica, meses antes de la temporada de turismo de invierno en el hemisferio austral.

La prensa local informó que el gobierno buscaba liquidar los activos de Pluna y vender sus aeronaves. Mujica dijo el viernes a un reportero radial que "al país le conviene que nos callemos la boca hoy".

Pluna volaba a Buenos Aires y Sao Paulo, entre otras ciudades, pero tenía problemas para incorporar más destinos en sus itinerarios, lo cual la dejó en desventaja respecto de empresas como Aerolíneas Argentinas, LAN de Chile y tanto Tam como Gol, de Brasil.

El gobierno había buscado nuevos inversionistas para revivir la firma a fin de que Uruguay no se quedase sin su propia aerolínea.

En Brasil, la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) notificó que Pluna deberá prestar asistencia integral a los pasajeros afectados por la suspensión de sus operaciones. Tal asistencia incluye apoyo para que las personas con pasajes en la aerolínea uruguaya puedan realizar su viaje sin contratiempos en otra empresa.

La ANAC indicó que fiscalizará la atención que Pluna brinde a los pasajeros en las siete ciudades brasileñas donde operaba: Belo Horizonte, Brasilia, Curitiba, Foz do Iguazu, Porto Alegre, Rio de Janeiro y Sao Paulo.