La antigua activista de la disuelta organización terrorista Fracción del Ejército Rojo (RAF) Verena Becker fue condenada hoy por la Audiencia Superior de Stuttgart a cuatro años de cárcel por colaboración en el asesinato en 1977 del entonces Fiscal Federal Siegfried Buback y sus dos acompañantes.

En el que se considera el último proceso contra un activista de la organización terrorista que fundaron Andreas Baader y Ulrike Meinhof a principios de los años 70 del siglo pasado, el tribunal asumió los argumentos de la fiscalía y redujo solo en seis meses la petición de pena de la acusación pública.

Sin embargo, durante el proceso y ante el silencio de la acusada no se consiguió averiguar quién fue el autor material de los disparos que acabaron con la vida de Buback hace 35 años, cuando un comando de la RAF, a bordo de una motocicleta, tiroteó el vehículo del Fiscal Federal.

Tras tres décadas y media continúa sin saberse quiénes eran las dos personas que viajaban en la motocicleta y que dispararon con ametralladoras contra el Fiscal Federal, su chófer y su guardaespaldas en una calle de Stuttgart, en el suroeste del país.

Verena Becker, de 59 años de edad, quedará, pese a todo, probablemente en libertad, ya que los jueces consideraron cumplidos dos años y medio de cárcel por parte de la acusada en base a una condena anterior.

El proceso, que se ha desarrollado a lo largo de más de año y medio, se inició por la denuncia contra Becker de Michael Buback, hijo del asesinado, que en el momento de su muerte era el más alto responsable de la lucha antiterrorista en Alemania.

Michael Buback se mostró en todo momento convencido de que Verena Becker era una de las dos personas que dispararon contra su padre y sus dos acompañantes en los años de mayor actividad de la RAF.

La defensa de Verena Becker, que durante el proceso hizo lectura de una declaración en la que negó toda participación en el atentado, había solicitado la absolución de la acusada.