La policía china arrestó a 802 personas por sospechas de tráfico de niños y rescató a 181 menores en una vasta operación que abarcó 15 provincias, dijo el Ministerio de Seguridad Pública.

En una declaración en su portal en la internet el viernes, el ministerio dijo que la operación desbarató dos redes de tráfico de niños y agregó que los líderes fueron arrestados.

Agregó que la operación nacional fue lanzada este año luego que la policía detectase indicios del tráfico, incluyendo frecuentes apariciones de mujeres forasteras embarazadas en una clínica en la norteña provincia de Hebei.

El tráfico de niños es un grave problema en China, donde la estricta política de un hijo por pareja ha facilitado un próspero mercado de bebés.

Los tribunales chinos usualmente imponen severas sentencias — incluyendo pena de muerte — a traficantes convictos.