El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, volvió a arremeter hoy contra el nuevo Gobierno de Paraguay, a cuyos integrantes tildó de "bandidos, corruptos y mafiosos", y se mostró "seguro" de que el pueblo paraguayo colocará a "sus verdaderos líderes donde deben estar" y barrerá a la "clase bastarda".

"Yo estoy seguro que ese pueblo heroico del Paraguay sabrá reconquistar su verdadero proyecto histórico y colocar a sus verdaderos líderes donde deben estar y barrer a esa clase bastarda que tanto daño le ha hecho no solo al Paraguay sino también a nuestra América", dijo Chávez al clausurar el XVIII Foro de Sao Paulo.

El presidente venezolano indicó que ya llegaron al país los agregados militares de la embajada en Asunción que ayer ordenó retirar al denunciar amenazas "hasta de muerte" contra ellos.

"Yo los mandé a llamar que se vinieran para acá, los estaban amenazando de muerte, pues, o los estaban amenazando de abrirles un juicio. Son capaces de inventar algo y meterlos presos allá. No tienen límites, esa gente es capaz de cualquier cosa", reiteró hoy Chávez.

Insistió, además, en que el Parlamento paraguayo sacó al destituido presidente, Fernando Lugo, del poder "sin ninguna prueba y en pocas horas", en una acción de "una burguesía histórica ahí atrincherada, un enclave autoritario y dictatorial de los más duros de este continente, de los más corruptos".

"Ayer lo dije y lo vuelvo a repetir, porque ya ellos salen a decir que es mentira, que yo soy un mentiroso. Nos estaban pidiendo varios millones de dólares para permitir el ingreso de Venezuela al Mercosur", denunció Chávez.

"Los mandé largo al carajo a esa pila de bandidos, corruptos y mafiosos", exclamó.

El pasado 29 de junio, durante la cumbre del Mercosur, los presidentes del bloque aprobaron concretar el ingreso de Venezuela como miembro pleno, luego de que se decidiera suspender temporalmente a Paraguay, por la destitución de Lugo.

El Senado de Paraguay se había negado a aprobar la adhesión de Venezuela, que ya había sido ratificada por Argentina, Brasil y Uruguay, los otros tres países del grupo.

Nuevamente, Chávez criticó la calificación paraguaya de "persona non grata" a su canciller, Nicolás Maduro, por supuestamente arengar a militares del país para que apoyaran a Lugo y por protagonizar una "abierta intromisión en los asuntos internos" paraguayos.

"Bueno, empezaron a acusar a Nicolás de golpista, ahora Nicolás está preparando un golpe", ironizó Chávez.

"Son los lacayos, no es que son ni siquiera los imperialistas. Son lacayos, los arrastrados del imperialismo, los peleles diría Sandino, los pitiyankis", enfatizó.

El pasado 24 de junio, Chávez dispuso el retiro del embajador en Paraguay así como el corte de suministro de petróleo al país por el "golpe de Estado" del pasado 22 de junio a Lugo.