La Agencia Nacional de Aviación Civil (Anac) de Brasil anunció hoy que instruyó a sus fiscales para que verifiquen si la aerolínea Pluna está atendiendo debidamente a los pasajeros que dejó varados en el país tras la suspensión indefinida de sus vuelos.

El organismo informó que está fiscalizando la asistencia ofrecida por la aerolínea a los pasajeros en todos los aeropuertos de Brasil en los que opera.

La empresa actúa en Brasil desde 1949 y ofrece vuelos entre siete ciudades brasileñas y las uruguayas Montevideo y Punta del Este, así como Santiago.

"Pluna tendrá que seguir todas las determinaciones estipuladas por la legislación brasileña en cuanto a la asistencia a sus pasajeros", según un comunicado divulgado hoy por el órgano regulador de la aviación en el país.

La agencia citó entre otras obligaciones que la empresa uruguaya tendrá que cumplir la suspensión de la venta de pasajes, la notificación a la Anac sobre lo ocurrido con los pasajes ya vendidos y la presentación de informes sobre la forma como está atendiendo a los pasajeros perjudicados.

La aerolínea había anunciado el martes la interrupción temporal de sus vuelos hasta este viernes, pero el jueves el Gobierno uruguayo, controlador de la aerolínea, determinó la suspensión indefinida de las operaciones mientras define el futuro de la compañía, que arrastra dificultades económicas y financieras desde hace varios años.

La medida afectó a unos 80.000 personas en Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay que ya habían adquirido pasajes.

Paralelamente, la compañía brasileña Gol anunció que ofrecerá vuelos diarios directos entre Sao Paulo y Montevideo a partir del 15 de agosto, pero aclaró que la medida forma parte de la reestructuración de sus rutas y no está relacionada a la situación de Pluna.

Gol ya contaba con un vuelo entre Sao Paulo y la capital uruguaya pero con escala en Porto Alegre.