El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, propuso hoy al Consejo de Seguridad que reduzca el número de observadores desplegados con la Misión de Observación de Naciones Unidas en Siria (UNSMIS) y que le dé un enfoque más político, destinado a facilitar el diálogo entre las partes.

Ban recomienda que se reduzca el componente militar de la misión, que ésta se repliegue en Damasco "para evitar riesgos" y que centre su trabajo "en el espectro de iniciativas que alimenten el proceso político" en el país, según el informe que el máximo responsable de la ONU ha enviado al Consejo y al que Efe tuvo acceso.