Varios individuos armados que viajaban en motocicletas dispararon el viernes contra un restaurante en un camino en el suroeste de Pakistán, donde causaron 18 muertes, dijeron las autoridades.

En el noroeste, varios aviones teledirigidos estadounidenses lanzaron un ataque en el que perecieron 12 supuestos rebeldes cerca de la frontera afgana.

Las personas que perdieron la vida en el ataque al restaurante, en el poblado remoto de Turbat, provincia de Baluchistán, eran paquistaníes que viajaban a Europa con traficantes y que cruzarían Irán, país vecino, dijo Abdul Razzaq, funcionario en la zona. Asimismo, dos personas resultaron heridas, agregó.

Se desconocen las causas del ataque. Baluchistán es escenario frecuente de actos de violencia de rebeldes islamistas y nacionalistas que exigen una mayor participación de los recursos naturales de la provincia,

Antes, aviones teledirigidos estadounidenses dispararon un total de cinco misiles contra un complejo en Miran Sah, la principal localidad en la zona tribal de Waziristan del Norte, dijeron funcionarios paquistaníes de inteligencia que solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados a hacer declaraciones a la prensa.

Además de los rebeldes muertos, otros seis quedaron heridos, varios de ellos de gravedad, según las fuentes.

Se cree que los insurgentes atacados eran leales a Hafiz Gul Bahadur, un comandante rebelde cuyas fuerzas atacan con frecuencia a efectivos estadounidenses y de la OTAN en otra nación vecina, Afganistán. En otro ataque con un avión teledirigido murieron el domingo ocho combatientes en Bahadur.

Las autoridades estadounidenses rara vez hacer declaraciones públicas sobre las operaciones secretas con aviones teledirigidos que la CIA efectúa en Pakistán.

Este tipo de ataques son extremadamente impopulares en Pakistán porque a decir de mucha gente cuando hay muertos, la mayoría son civiles, aseveración que rechaza Estados Unidos.

Las autoridades paquistaníes condenan con regularidad las incursiones de aviones teledirigidos con el argumento de violan la soberanía del país, aunque el gobierno había cooperado antes en varias de estas operaciones.

Estados Unidos lanza regularmente operaciones con los aviones no tripulados contra supuestos escondrijos del Talibán y de al-Qaida en las regiones tribales de la accidentada zona noroccidental de Pakistán, pero el ataque del viernes fue el primero desde que Islamabad reabrió el miércoles las rutas que había utilizado la OTAN para enviar suministros a Afganistán.

Los caminos fueron cerrados en noviembre en represalia por los ataques aéreos estadounidenses que le costaron la vida a 24 soldados paquistaníes.

Islamabad decidió reabrir su frontera a los suministros de la coalición debido a que Washington se disculpó por la muerte de los efectivos paquistaníes, en un indicio de mejoría en la relación bilateral.