El expresidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010) consolidó hoy su regreso a la política colombiana con la presentación de la "coalición de convergencia al Puro Centro Democrático", una plataforma de oposición al Gobierno del actual mandatario del país, Juan Manuel Santos.

"Estamos prestos a contribuir a una coalición de convergencia al Puro Centro Democrático, con los ciudadanos y partidos, a participar en la elaboración de la plataforma, a animar precandidaturas y a apoyar a un gran candidato", dijo Uribe durante un homenaje a su exministro de Interior Fernando Londoño, quien resultó herido en un atentado en Bogotá el pasado 15 de mayo.

El exgobernante explicó que la plataforma busca que en "cada ciudad y pequeño poblado" del país "se reconstituya la organización política, que integre ciudadanos y organizaciones".

Señaló que la coalición debe discutir y estructurar "una plataforma de seguridad, inversión productiva e incluyente, esto es social, al alcance de los jóvenes y de los sectores populares".

Justificó su decisión al señalar que "simplemente" quiere ser "trabajador de esa lucha" y agregó: "la gratitud con una Nación que me permitió estar en la Presidencia durante ocho años, la responsabilidad frente a los actos de ese Gobierno, la solidaridad con mis compañeros y el compromiso con las nuevas generaciones son elementos que motivan mi acción".

En su discurso, en la denominada cumbre "Frente contra el terrorismo", Uribe, quien aupó a Santos a la Presidencia al considerarle entonces su delfín político, reiteró sus fuertes críticas al manejo que ha hecho el actual Gobierno sobre los temas de seguridad, las relaciones exteriores, la lucha contra las drogas, la economía y la política social.

Estas críticas se sumaron a las que ha venido vertiendo desde hace meses contra Santos, el que fuera su ministro de Defensa y quien le permitió asestar los más duros golpes al grupo guerrillero FARC durante su Gobierno.

Horas antes, el presidente colombiano había pedido "no hacer política con el terrorismo" y convocó al país a unirse contra ese flagelo y a rodear a la fuerza pública.

"El terrorismo no es para hacer política, el terrorismo no es una causa electoral; no se puede jugar con la sangre de nuestros soldados", dijo Santos a periodistas al concluir un Consejo de Seguridad en Arauca, departamento fronterizo con Venezuela.