Son las cinco de la mañana en Río de Janeiro la víspera del Carnaval, pero el pequeño Pipito no la está pasando bien.

El chico de 12 años acaba de ver a un grupo de niños morir a las puertas de una iglesia a manos del jefe de la policía, que de inmediato es rodeado por espíritus danzantes. Sus clamores de auxilio son ignorados por un cura y un vendedor ambulante, pero no por un comerciante de drogas rapaz.

"Eres uno de nosotros", le dicen inquietantemente a Pipito.

Entonces un tipo malo y dos niños de la calle lo toman de la mano y lo jalan cantando: "Sueñas con las ratas/nadas con el caracol/la alcantarilla es tu almohada/la ciudad tu prisión".

Afortunadamente, un tipo llamado Scott Faris los interrumpe.

"Eso estuvo maravilloso, chicos", les dice. "Fantástico".

Faris es el director de "Río", una de las 30 participantes este año al Festival de Musicales de Teatro de Nueva York, que arranca el lunes. En un ensayo en el sótano de un edificio cercano a la terminal de autobuses Port Authority, él y su equipo le están dando los últimos toques a su ambicioso musical.

"Río" es una variación del "Oliver Twist" de Chales Dickens, ambientada en el Brasil actual, en la que un elenco de 12 personas interpretan más de 60 personajes, incluyendo turistas, monjas, meseros, prostitutas, juerguistas y espíritus.

El musical, con libreto, música y letra de Mitch Magonet y Joey Miller, se estuvo germinando durante ocho años y ha atraído a múltiples actores a realizar su debut en el festival.

"Como actriz, lograr hacer algo desde cero y crear el papel una misma es algo increíble", dice Tanesha Ross, quien trabajó en la reciente gira nacional de "Hair" y por primera vez participa en el festival. En "Río", la actriz de Spokane, Washington da vida a una profesora de samba y figura materna para Pipito. "Cada día me enamoro más de este espectáculo", dijo.

Desde sus inicios en el 2004, el festival ha estrenado más de 250 musicales, algunos de los cuales se han presentado luego en Broadway o en el circuito off Broadway, como "Altar Boyz", "'title of show" y el ganador del Pulitzer "Next to Normal".

"Es como un Sundance de teatro musical", dijo Nik Walker, un actor de Boston de 24 años que interpreta a un comerciante de drogas interesado en el personaje de Ross en "Río", comparando el festival de musicales con el popular festival del cine independiente.

Walker, cuya novela favorita es casualmente "Oliver Twist" y cuyos créditos regionales incluyen "Miss Saigon" e "Into the Woods", se sintió atraído al oscuro material de "Río". "Me encanta ir más allá y ver cómo reacciona el público ante una historia tan fuerte", dijo.

Con él actúan J. Manuel Santos, un tejano de 24 años que trabajó en "West Side Story" en Broadway y en la serie "Smash" de la cadena NBC, y Nicholas Gonzales, un chico de 13 años que da vida a Pipito y que participó en la gira nacional de "A Christmas Story, the Musical".

"Quiero ser parte del próximo gran éxito", dijo Santos.

___

En Internet:

http://www.nymf.org/

___

Mark Kennedy está en Twitter como http://twitter.com/KennedyTwits