El comportamiento sospechoso de un pasajero de un autocar obligó a cortar el tráfico durante toda la mañana en la autovía M6 cerca de Birmingham, si bien la circulación ya se ha reanudado, informó hoy la Policía británica.

Los agentes reaccionaron así ante una denuncia sobre un pasajero que había sido visto vertiendo un líquido en una caja que comenzó a humear, mientras viajaba en un autobús a la altura de la localidad de Lichfield (centro de Inglaterra).

La Policía interrumpió el tráfico en ambas direcciones a las 07.20 horas GMT y registró uno por uno a los 48 pasajeros del autobús de la compañía "Megabus", que partió de Preston a las 04.10 horas con destino a Londres, donde debía llegar a las 09.55 horas GMT.

El interior del vehículo fue examinado por forenses y perros, pero la Policía descartó desde el principio que este incidente esté relacionado con las detenciones, llevadas a cabo también hoy, de cinco hombres y una mujer en Londres por supuestas actividades terroristas.

Un portavoz de la policía explicó a la BBC que habían recibido la llamada de una persona "verdaderamente preocupada".

"Dada la naturaleza de la denuncia, reaccionamos rápida y proporcionadamente, considerando la información como creíble y extremadamente seria", agregó el portavoz.

Aunque la circulación ya se ha reanudado, el tráfico es muy lento con retrasos de hasta dos horas y media.