El Archivo Goethe-Schiller, el mas antiguo de la literatura alemana, volvió a abrir hoy sus puertas en la histórica localidad germano oriental de Weimar, después de dos años de obras de modernización y acondicionamiento.

Considerado la cámara del tesoro de la literatura clásica germana, el archivo guarda, entre otros legados, los de los clásicos coetáneos Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832) y Friedrich Schiller (1759-1805).

Un total de 9,2 millones de euros ha invertido el Estado alemán, el federado de Turingia y la Unión Europea para renovar el edificio de la Fundación Klassik Weimar, a la que se ha dotado de otros 1,3 millones de euros para el nuevo mobiliario del archivo.

Este guarda mas de 130 legados históricos, entre ellos los de autores conocidos mundialmente como Herder, Nietzsche, Wieland o Büchner y el compositor Franz Liszt, con un incontable número de documentos manuscritos y cartas originales.

Los tesoros mas preciados son guardados a partir de ahora en un nuevo depósito blindado y acondicionado en los sótanos del edificio, en el que también se ha montado un taller de restauración para recuperar libros y documentos dañados por el tiempo.

La base del archivo lo constituye el legado de Goethe, donado en 1885 por su último nieto a la gran duquesa Sofía de Sajonia-Weimar-Eisenach, al que en 1889 se sumó el de Schiller.

Fundado en 1896, se trata del mas antiguo y tradicional archivo de la literatura en lengua alemana, que guarda también legados y manuscritos originales de profesores, filósofos, compositores y otros artistas, sobre todos de los siglos XVII y XIX.

El Archivo Goethe Schiller, situado en un histórico edificio a orillas del río Ilm, forma desde 2001 parte de la memoria cultural de la humanidad al ser incluido por la UNESCO en el registro mundial "Memory of the World".