La polaca Agnieszka Radwanska, cabeza de serie número tres, se convirtió hoy en la primera finalista del torneo londinense después de derrotar a la alemana Angelique Kerber por 6-3 y 6-4 en una hora y diez minutos.

Radwanska logra así acceder a su primera final de un Grand Slam después alcanzar los cuartos de final del Abierto de Australia en tres ocasiones y de Wimbledon en dos, algo con lo que "siempre" soñó.

"Llegar a una final de Grand Slam es en lo que sueñas desde que eres pequeña y es lo que más quieres. Han sido las mejores dos semanas de mi carrera y haré todo lo posible por ganar el sábado", aseguró Radwanska al término del encuentro.

La tenista de Cracovia pone así la guinda a un torneo impecable, donde solo cedió un set en sus seis encuentros disputados, frente a la rusa Maria Kirilenko en cuartos de final.

La lluvia dio hoy tregua por primera vez en varios días en la capital británica y el encuentro, disputado en la pista central del All England Club, se pudo llevar a cabo sin la cubierta retráctil, muy utilizada en lo que llevamos de campeonato.

Angelique Kerber, cabeza de serie número ocho y semifinalista en Wimbledon el pasado curso, confiaba en hacer valer su experiencia para lograr el pase a la que sería la primera final de Grand Slam para ambas tenistas.

En un duelo donde se observaba con claridad el mutuo respeto entre ambas jugadoras, el servicio y los largos intercambios de golpes fueron la tónica general del primer set, ganado por Radwanska por 6-3 en 29 minutos.

Kerber, número ocho en el ránking mundial de la WTA, fue la primera en romper el servicio a su rival, pero la polaca le devolvió el "break" de inmediato para poner de nuevo las tablas en el marcador.

En el octavo juego, Radwanska consiguió su segundo "break" del primer set y se despegó en el marcador (5-3), una ventaja que, a la postre, sería demasiado amplia para la tenista de Bremen.

La polaca aprovechó su servicio para subir el definitivo 6-3 al marcador y hacerse con la primera manga en poco menos de media hora.

La tónica se mantuvo en el segundo set, el servicio y las derechas de las jugadoras fueron la nota dominante de una manga en la que, en el quinto juego, Radwanska volvió a hacer un "break" a la alemana para subir el 4-2 al marcador.

La polaca cerró el partido con su sólido servicio y subió el definitivo 6-4 al marcador en 41 minutos y selló así su pase a la final.

Así, Kerber vuelve a quedarse a las puertas de una final de Wimbledon, mientras que Radwanska, que eliminó a jugadoras como Rybarikova, Vesnina, Watson, Giorgi o Kirilenko, luchará el próximo sábado por su primer título de Grand Slam.

La polaca se verá las caras en la final con la vencedora del duelo entre la principal favorita y cabeza de serie número uno, la bielorrusa Victoria Azarenka, y la estadounidense y cuatro veces campeona en el All England Club (2000, 2002, 2008 y 2009), Serena Williams.