La policía reprimió el jueves a un millar de manifestantes y detuvo a 12 cuando intentaron marchar por el centro capitalino para pedir un mayor aumento del salario mínimo que el gobierno está dispuesto a otorgar.

La fijación este mes del salario mínimo, actualmente el equivalente a unos 360 dólares, ha suscitado roces en el oficialismo y uno de los dos partidos de la alianza derechista en el poder, que solicita un incremento mayor al que el gobierno prevé.

El gobierno de Sebastián Piñera propuso al Congreso un aumento a unos 383 dólares, lo que es considerado insuficiente por trabajadores y la oposición.

Las autoridades prohibieron la marcha convocada por la principal central sindical del país, para exigir un aumento del salario mínimo a 250.000 pesos, casi 500 dólares; pero un millar de personas se reunió cerca de la sede de gobierno y cuando intentaron marchar fueron dispersados con chorros de agua y gases lacrimógenos.

Las autoridades sostienen que ante la incertidumbre de la economía mundial no se puede exponer a las pequeñas y medianas empresas a un salario que les podría resultar insostenible y que podría aumentar el desempleo.

Piñera sostuvo el jueves en la televisión estatal que el aumento salarial es 50% mayor al otorgado en el gobierno anterior, que hacia fines de su gestión sufrió una recesión por la crisis internacional.

El proyecto del gobierno fue inicialmente rechazado en la Cámara de Diputados y en el Senado la oposición se abstuvo de participar para permitir que la iniciativa continúe su tramitación.