Usando palabras como "falso testimonio" y "engaño", un juez de la Florida le concedió el jueves una fianza de 1 millón de dólares al ex guardia vecinal voluntario George Zimmerman, pero cuestionó su honestidad y sugirió que había planeado abandonar el país cuando salió de prisión la primera vez.

El juez Kenneth Lester se refirió a Zimmerman con palabras como "ocultar" y "huir" más de una decena de veces en una orden de ocho páginas que le permitiría salir libre bajo fianza mientras espera el juicio por una acusación de homicidio simple en la muerte a tiros del adolescente negro Trayvon Martin, que no estaba armado.

Las dudas del juez podrían afectar un intento de Zimmerman por desestimar el caso al afirmar que disparó a Martin en defensa propia, una moción posible con base en la ley "defiende tu posición" de Florida, dijeron los expertos.

"Al señor Zimmerman no se le tiene en gran estima por esta corte", dijo Karin Moore, una profesora de Derecho de la Escuela de Leyes de la Universidad Florida A&M. "Yo creo que eso podría importar en caso de que hubiese una audiencia de 'defiende tu posición'... Es una cuestión de credibilidad. No hay nadie que testifique a favor de la aseveración de defensa propia".

Lester le había revocado el derecho a salir libre tras el pago de una fianza de 150.000 dólares, que se le impuso a Zimmerman el mes pasado.

Decidió la revocación después que la fiscalía se quejó ante el juez de que, durante una audiencia de fianza en abril, Zimmerman y su esposa engañaron a la corte sobre cuánto dinero tenían realmente y no reveló que contaba con un segundo pasaporte tras entregar uno a la corte.

"Bajo cualquier definición, el acusado ha puesto en evidencia al sistema", dijo Lester. "Si bien no hay un registro de intento por evitar el proceso, esta corte determina que las circunstancias indican que el acusado se preparaba para huir y evitar el juicio, pero tales planes fueron frustrados".

El juez impuso condiciones de la fianza mucho más estrictas que las fijadas durante la audiencia de Zimmerman en abril, ante la posibilidad de que trate de huir. El acusado de 28 años deberá permanecer en el condado de Seminole — se le había permitido salir de Florida después de su primera liberación. Debe ser vigilado electrónicamente, no podrá abrir una cuenta bancaria, obtener un pasaporte o poner pie en el aeropuerto local. Se le impuso un toque de queda de 6:00 de la tarde a 6:00 de la mañana.

"Al juez Lester no le gusta que se le mienta", dijo el abogado Blaine McChesney, de Orlando, que ha estado siguiendo el caso.

La fiscalía dijo que una ciberpágina creada por el propio Zimmerman para recibir ayuda en sus gastos de defensa le permitió recaudar 135.000 dólares para el momento de su primera audiencia de fianza. Zimmerman y su esposa no mencionaron ese dinero entonces. La esposa del acusado, Shellie Zimmerman, incluso llegó a decir que la pareja tenía recursos limitados porque ella era estudiante y él estaba desempleado.

___

Mike Schneider está en Twitter como: www.twitter.com/MikeSchneiderAP