El presidente de EE.UU. y candidato demócrata a la reelección, Barack Obama, inicia hoy una gira en autobús por los decisivos estados de Ohio y Pensilvania en la que destacará los esfuerzos realizados durante su mandato para reactivar la economía.

Obama venció en 2008 a su entonces rival republicano, John McCain, por 11 puntos en Pensilvania y por 5 puntos en Ohio.

De acuerdo con la web RealClearPolitics, que elabora un promedio diario de las principales encuestas de opinión, Obama tiene una ventaja de 2,6 puntos en Ohio sobre el que será su rival republicano en noviembre, Mitt Romney, y de 8 puntos en Pensilvania.

Según la campaña demócrata, Obama aprovechará la gira para destacar sus "esfuerzos" para reactivar la economía y el rescate a la industria del automóvil.

El presidente también hablará con los votantes de ambos estados de la importancia de "restaurar" la seguridad de la clase media mediante inversión en educación, energía, innovación e infraestructura y una reforma impositiva.

La visión de Obama "contrasta" con la de Romney, quien apoya ahora las mismas políticas que llevaron a la crisis de 2008 y que "devastaron" a la clase media, según la campaña demócrata.

El presidente ha realizado varias visitas electorales a Ohio en los últimos meses y su tour de este jueves incluye paradas en Toledo, Sandusky y Parma, ciudades del norte del estado.

Ohio es considerado un reflejo del sentir político del país, ya que desde 1960 ningún candidato presidencial ha ganado unas elecciones generales sin haberse impuesto también en este estado.

El viernes Obama se desplazará de Ohio a Pensilvania, donde culminará su gira y dará un discurso en la ciudad de Pittsburgh.

En 2011 el mandatario realizó dos giras en autobús, en agosto y en octubre, centradas en la economía y la creación de empleo, pero la que comienza hoy es la primera de este año.

La gira llega casi un mes después de la que llevó a cabo Romney, también en autobús, por los estados de Nuevo Hampshire, Pensilvania, Ohio, Wisconsin, Iowa y Michigan para explicar a los ciudadanos el "fracaso" de las políticas económicas de Obama.