Moody's se acercó el jueves a la reducción de la calificación de crédito del banco Barclays, luego de un escándalo que ha forzado la renuncia de tres altos funcionarios, incluyendo el director general Bob Diamond.

Aunque mantuvo su calificación actual para el banco, Moody's dio que iba a reducir sus prospectos de "estables" a "negativos" a la luz de las renuncias. Eso significa que una rebaja de la calificación es ahora más probable.

Moody's dijo que el cambio reflejaba las preocupaciones de que las renuncias de Diamond, el presidente Marcus Agius y el principal ejecutivo de operaciones Jerry del Missier, y la consiguiente incertidumbre sobre la dirección de la compañía pudieran afectar negativamente a los accionistas.

Los tres ejecutivos renunciaron a la luz de la decisión la semana pasada de agencias estadounidenses y británicas de multar a Barclays 435 millones de dólares por presentar declaraciones falsas de costos de préstamos, que junto con datos de otros bancos fijan una importante tasa financiera, la tasa interbancaria ofrecida de Londres (LIBOR).

Moody's dijo que las renuncias pudieran llevar a presiones sobre el banco "para aleje su modelo operativo de la banca de inversiones y reforme considerados fallos en su cultura de negocios".