La canciller alemana, Angela Merkel, rechazó hoy las críticas vertidas por un amplio grupo de economistas germanos contra la unión bancaria acordada durante la reciente cumbre de la Unión Europea en Bruselas porque implica una colectivización de las garantías bancarias.

Todos deberían "leer bien detenidamente y luego informar de lo que pone en los acuerdos", afirmó la canciller alemana, quien recordó que las garantías para los bancos están tan prohibidas según las normas actuales como las garantías de los Estados.

"No se trata de ninguna manera de cualquier garantía suplementaria", dijo la canciller en una rueda de prensa tras entrevistarse con el primer ministro del Líbano, Nayib Mikati.

En ese sentido aseguró que "los acuerdos de Bruselas no han cambiado para nada la situación actual", a la vez que subrayó que la acordada nueva institución para el control bancario es una necesidad urgente.

La canciller respondió así a una carta abierta suscrita por 160 economistas relevantes de lengua alemana en la que critican los recientes acuerdos de Bruselas para resolver la crisis de la zona del euro.

En la carta, dirigida a los "queridos conciudadanos" publicada hoy por la edición digital del rotativo Frankfurter Allgemeine, economistas de la talla del jefe del instituto alemán Ifo, Hans Werner Sinn, llaman a la población a no respaldar esos acuerdos.

"Las decisiones que se vio forzada la canciller a asumir en la cumbre de los países de la UE son erróneas. Contemplamos el paso hacia la unión bancaria, que conlleva garantías colectivas para la deuda de los bancos del sistema del euro, con gran preocupación", afirman el grupo de economistas en su carta abierta.