Los mercados financieros están a la espera de que el Banco Central Europeo (BCE) baje su tasa de interés rectora en su reunión de este jueves, con el fin de activar la economía de la zona del euro.

El BCE recortará, previsiblemente, el tipo de interés oficial en un cuarto de punto, hasta el 0,75 %, un nivel mínimo histórico en la zona del euro, según coinciden en señalar los analistas.

En ese contexto, en una entrevista con el diario económico alemán "Financial Times Deutschland", el economista jefe del BCE, Peter Praet, consideró la posibilidad de una bajada de los tipos de interés en la zona del euro en la reunión de este mes al decir que "no hay ninguna doctrina que impida bajar los tipos de interés por debajo del 1 %".

Además, la entidad monetaria europea reducirá previsiblemente la facilidad de depósito, la tasa de interés a la que remunera el dinero, que está en el 0,25 % actualmente, hasta el 0 %, lo que significa que los bancos no recibirán nada por depositar su dinero en el BCE.

De este modo, en teoría, el BCE debería estimular a los bancos comerciales para que vuelvan a prestarse dinero entre ellos en el mercado interbancario.

Sin embargo, el analista de Commerzbank Michael Schubert descarta que esto vaya a ocurrir ya que el problema es que los bancos desconfían entre ellos.

"Los bancos alemanes no prestan a los bancos de la periferia porque temen no volver a recuperar el dinero y por ello da igual que la facilidad de depósito se sitúe en el 0 %", dijo Schubert.

Si la facilidad de depósito se sitúa en el 0 % o por debajo -en caso de que el BCE decida bajar más los tipos de interés posteriormente-, se podría dañar más el mercado de dinero al amenazar el modelo de negocio de los fondos del mercado de dinero, según algunos expertos.

Las últimas encuestas económicas muestran que la actividad económica en la zona del euro se contrajo fuertemente en el segundo trimestre del año, según los expertos del banco Royal Bank of Scotland (RBS).

El índice de gestores de compras del sector manufacturero de la zona del euro se mantuvo en junio en 45,1 puntos, sin cambios respecto al mes anterior.

Las empresas de la zona del euro se preparan para una situación peor y reducen personal y materias primas almacenadas, según ese informe.

La confianza empresarial cayó en junio en Alemania 1,6 puntos, hasta los 105,3 puntos, el nivel más bajo desde marzo de 2010, debido a la crisis de la zona del euro y la incertidumbre reinante sobre su resolución.

El consejo de gobierno del BCE se reúne por primera vez desde que los líderes europeos acordaran, la semana pasada, abrir vía para poder recapitalizar directamente a la banca y facilitar el uso de los fondos europeos de rescate para comprar deuda de estados bajo presión en los mercados, las dos principales reclamaciones de España e Italia.

Sin embargo, Finlandia y Holanda han manifestado que rechazan que el fondo permanente de rescate MEDE compre deuda soberana directamente en el mercado secundario.