La prima de riesgo española, la diferencia entre el interés que ofrece el bono español a diez años y el del alemán del mismo plazo, superó los 500 puntos básicos, minutos antes de la apertura de la Bolsa, y se colocó en 503 puntos, a la espera de la subasta de bonos de hoy.

El riesgo país de España ya se había disparado ayer hasta los 496 puntos básicos, con subida durante prácticamente toda la sesión, debido a la presión ejercida por los inversores sobre la deuda nacional y con el objetivo de conseguir más intereses en la subasta en la que el Tesoro español espera captar hoy hasta 3.000 millones de euros en bonos a 3, 4 y 10 años.

De esta forma, y a pesar de que el primer movimiento de la prima fue a la baja, con un retroceso hasta los 494 puntos, minutos después empezó a subir impulsada por el interés del bono español, cuyo rendimiento escalaba hasta el 6,49 % desde el 6,44 % de la apertura, en tanto que el germano no se movía del 1,45 % desde ayer.