La Bolsa española cayó hoy el 2,99 % y perdió los 7.000 puntos, después de que el Banco Central Europeo (BCE) redujera los tipos de interés hasta el nivel más bajo de la historia, aunque no trató la compra de bonos soberanos o la celebración de más subastas de liquidez.

Así, el principal selectivo de la Bolsa española, el IBEX 35, cayó 214,30 puntos, el 2,99 % hasta los 6.954,20 puntos, con lo que las pérdidas anuales se ampliaron hasta el 18,82 %.

En una sesión en la que Irlanda volvía al mercado tras su rescate en 2010, la Bolsa española se decantaba por las pérdidas a la espera de una posible bajada de tipos de interés en la zona euro y de la subasta de bonos que celebraba el Tesoro español.

El Tesoro lograba colocar 3.000 millones de euros en bonos y obligaciones, su objetivo máximo de emisión, pero a costa de ofrecer una rentabilidad mucho mayor.

No obstante, el importe solicitado por las entidades superó los 7.800 millones de euros.

Tras la subasta, la Bolsa española mantenía la tendencia negativa y ello a pesar de que el resto de los mercados del viejo continente se decantaba por las ganancias, tras la decisión del Banco Popular de China de bajar el tipo de interés un 0,25 %.

Una decisión que llegaba apenas un mes después de aplicar la misma bajada y tras anunciar el miércoles una inyección de 22.700 millones de dólares en liquidez.

También el Banco Central Europeo (BCE) bajaba hoy los tipos de interés de la zona euro hasta el 0,75 %, el nivel más bajo de su historia.

Esta decisión, según los analistas consultados por Efe, ya estaba descontada en el mercado desde hacía varios días, a la vista de las ganancias cosechadas por las bolsas en las últimas sesiones.

No obstante, los mismos analistas explicaron que el mercado esperaba más del BCE, como el anuncio de compras de deuda soberana de algunos países periféricos o más subastas de liquidez.

"La actuación del BCE sigue siendo clave para que los costes de financiación se mantengan controlados en niveles razonables, hasta que los acuerdos adoptados en la cumbre de Bruselas puedan llevarse a efecto", indicaban los analistas de Renta 4, que advertían de que en caso de no anunciar nuevas compras de deuda pública, o algún otro tipo de apoyo, se podrían ver en el mercado caídas generalizadas.

Una falta de medidas que, sobre todo, se notó en la evolución de la prima de riesgo española, que tras llegar a caer por debajo de los 500 puntos básicos, repuntaba hasta los 539.

Todos los grandes valores bajaron hoy, BBVA cayó el 4,81 %; Santander, el 3,94 %; Iberdrola, el 3,50 %; Repsol, el 3,15 %; Telefónica, el 2,58 % e Inditex, el 1,71 %.

En el IBEX, la mayor caída correspondió a Sacyr Vallehermoso, el 7,55 %, en tanto que Mediaset también lo hizo el 4,48 %.

Dentro de los bancos, Bankinter también registró pérdidas del 3,99 %; CaixaBank, del 3,45 %; Banco Popular, del 2,92 %, en tanto que Bankia perdió el 2,58 %.

El Banco Sabadell también cayó el 2,28 %.

Solo Mapfre, con el 0,49 % y DIA, con el 0,69 %, registraban ganancias.