La Procuraduría de Colombia abrió hoy una indagación preliminar por presuntos nexos con paramilitares al ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, el cual acusó al entorno del expresidente Álvaro Uribe de urdir un "complot" en su contra.

La Procuradoría informó en un comunicado que con esa indagación busca establecer si cuando era congresista, Vargas Lleras "incurrió en conducta irregular al haber presuntamente sostenido nexos con organizaciones armadas ilegales".

Inmediatamente Vargas Lleras acudió a la Fiscalía para negar la acusación y denunciar la existencia de un complot del que acusó a Santiago Uribe, hermano del expresidente.

"Detrás de este complot se recaudó un dinero en un sector ligado al grupo de las esmeraldas y se contrató a un coronel Ramírez para que comprara testimonios y me involucrara en hechos que por supuesto no son ciertos y quien estuvo al frente de ese operativo es el señor Santiago Uribe Vélez", dijo el ministro.

Vargas Lleras manifestó su confianza en que se podrá establecer que nunca tuvo relación con Héctor Germán Buitrago, "Martín Llanos", el último gran jefe de las disueltas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), capturado en Venezuela y deportado en febrero.

Sus declaraciones acerca del complot fueron respondidas tanto por Santiago como por Álvaro Uribe en declaraciones a medios locales.

"Yo no estoy haciendo ningún complot contra el señor Vargas Lleras", apostilló Santiago Uribe en el informativo de Caracol Televisión, mientras el expresidente Uribe (2002-2010) señaló a la W Radio "que no se le hace raro" que la Procuraduría inicie una investigación en ese sentido, porque cuando el hoy ministro era senador "estimulaba cualquier clase de clientelismo".

"El señor Vargas Lleras está en mora de que se le investigue. Hace un tiempo denuncié que siendo senador (Vargas Lleras) iba a la Corte a buscar votos para que eligieran al magistrado Augusto Ibáñez", comentó Uribe.

Además, consideró que Vargas Lleras tiene ahora "apariencia de moral cuando en el fondo es todo lo contrario", "un sepulcro blanqueado, es un hombre de doble moral".

Asimismo, expresó su "rabia" por el hecho de que el actual Gobierno monte "sus culpas" en la familia Uribe, y agregó: "ojalá el país conociera el modo de vida de mi hermano Santiago y sus principios morales".