El nuevo ministro de Finanzas griego, Yannis Sturnaras, juró hoy su cargo en presencia del primer ministro, el conservador Andonis Samarás, en el que fue su primer acto oficial tras su operación ocular hace casi dos semanas.

Junto a Sturnaras, también juraron su cargo otros dos viceministros que no pudieron hacerlo antes de la operación de Samarás, y lo hicieron, tal y como manda el protocolo, en una ceremonia presidida por el presidente de la República, Karolos Papulias, y las máximas autoridades eclesiásticas.

Posteriormente, Sturnaras se reunió con los jefes de misión de la troika -Poul Thomsen por el FMI, Matthias Morse por la CE y Klaus Masuch por el Banco Central Europeo- para analizar el estado de las reformas exigidas por los prestamistas internacionales de Grecia.

A esta reunión asisten también el ministro de Finanzas saliente, Yorgos Zaniás, quien ya ha participado en anteriores negociaciones, así como el equipo de viceministros.

Al mediodía, los jefes de misión de la "troika" se entrevistarán con Samarás y abandonarán Grecia el sábado, cuando el nuevo gobierno estará inmerso en el debate de investidura parlamentaria, que aún no se ha podido llevar a cabo a causa de la imprevista operación ocular a que hubo de someterse el primer ministro.

Según el portal informativo In.gr, la participación de Samarás en el debate será breve porque aún no se ha recuperado totalmente.