El expresidente argentino Fernando de la Rúa afirmó hoy que en diciembre de 2001 sufrió "un golpe civil e institucional" comparable, en su opinión, al que forzó la reciente destitución de Fernando Lugo en Paraguay.

En declaraciones al programa "Aires de tarde", de Radio Del Plata, De la Rúa, subrayó que "después de lo que hicieron acá, hubo inestabilidad en Bolivia, pasó lo de Honduras, hubo un intento con (Hugo) Chávez y ahora con Lugo".

El expresidente argentino (1999-2001) aseguró que renunció al cargo "para evitar la violencia y asegurar la continuidad institucional del país."

De la Rúa, que abandonó el poder en medio de un colapso económico y una grave crisis política, comparó la situación que vivía Argentina en 2001 con la actual y atribuyó al elevado precio de la soja la resistencia de la economía argentina: "La diferencia con esos años es que no teníamos esos precios de la soja".

Se pronunció también sobre la presidenta Cristina Fernández, a quien ve "fuerte, pero afrontando dificultades que para ella son inesperadas y eso la lleva a un fluctuar de opiniones".

El exmandatario señaló que Fernández debe "tener cuidado con no aumentar la conflictividad en tiempos en los que hace falta buscar coincidencias".

El Parlamento paraguayo destituyó a Lugo hace dos semanas y el vicepresidente, Federico Franco, ocupó su lugar tras un polémico juicio político que provocó la suspensión temporal de Paraguay del Mercosur y la Unasur.