EE.UU. se mostró hoy "seguro" de la capacidad de México para superar de forma justa y transparente el recuento parcial de votos e investigar las denuncias de fraude que rodearon las elecciones presidenciales del pasado 1 de julio.

"Creemos que las autoridades electorales mexicanas tienen la capacidad de investigar estas acusaciones adecuadamente, y estamos seguros de que serán capaces de hacerlo", dijo un portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, en conferencia de prensa.

El escrutinio final de actas y el recuento parcial de votos que se lleva a cabo en México da por el momento la victoria al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, con el 84 % del escrutinio completado, según informó hoy el Instituto Federal Electoral (IFE).

Los datos son muy parecidos a los resultados preliminares que se difundieron el pasado lunes, que dieron como ganador a Peña Nieto en unos comicios que, según su principal contrincante, Andrés Manuel López Obrador, fueron "inequitativos" y estuvieron marcados por la compra de votos por parte del PRI.

Ventrell recordó que Estados Unidos "dio la bienvenida a la victoria de Peña Nieto" el pasado lunes y subrayó su "respeto por el proceso electoral mexicano, que aún debe concluir sus procedimientos oficiales".

"En nuestra opinión, el pueblo mexicano demostró un compromiso con los valores democráticos en el proceso electoral presidencial", concluyó el portavoz.

Mientras prosigue el cómputo oficial de actas en los 300 consejos de distrito del IFE, López Obrador ha anunciado que impugnará el proceso electoral por la vía legal ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federal (TEPJF).

Si esa postura se mantiene, el resultado final definitivo podría estar listo a más tardar el 6 de septiembre de 2012.

El sucesor del actual presidente de México, Felipe Calderón, deberá asumir el cargo el próximo 1 de diciembre.