El Comité Pro-Nobel de la Paz que promociona la candidatura del vicepresidente de Ecuador, Lenín Moreno, a recibir ese premio, ha recogido hasta ahora dos millones de firmas para apoyar la postulación, informó hoy el presidente de esa agrupación.

Héctor Cueva, que preside el Comité, explicó a Efe que iniciaron la recogida de firmas en febrero y han recorrido prácticamente todo el país.

Cueva dijo que a finales de mes enviarán las firmas al Comité que selecciona a los ganadores del premio Nobel en Oslo.

El pasado 6 de marzo la Asamblea Nacional (Parlamento) de Ecuador resolvió apoyar la candidatura de Moreno al Premio Nobel de la Paz 2012 por su labor en favor de compatriotas con discapacidad, mediante un programa de ayuda que se ha extendido también a otros países de América.

Cueva resaltó que han recibido también el respaldo de diferentes organizaciones internacionales para que otorguen el premio Nobel a Moreno. "Es un pedido del Ecuador y de todo el mundo", enfatizó Cueva.

El pasado 3 de febrero la propia Vicepresidencia de Ecuador informó de que un grupo de ecuatorianos residentes en Noruega había enviado una carta al Instituto Nobel para promover la candidatura de Moreno.

El vicepresidente fue víctima de un atraco y un disparo le afectó la médula, por lo que desde hace más de diez años está en una silla de ruedas.

"Desde hace 101 años que existen los Nobel y nunca se le ha entregado a una persona con discapacidad", aseguró Cueva, quien resaltó que es "importantísimo" que ahora le den este reconocimiento a Moreno.

Desde el 2009, el vicepresidente inició la campaña Misión Solidaria Manuela Espejo para atender a las personas con algún tipo de discapacidad y desde entonces el Gobierno ha entregado 300.000 ayudas de tipo técnico, como sillas de ruedas y muletas.

El Gobierno ecuatoriano también ha puesto en marcha el programa Joaquín Gallegos Lara para ayudar a 15.000 personas con discapacidades físicas o intelectuales severas y a través del cual se otorga 240 dólares mensuales a la persona que lo cuida.

Moreno ha hecho de esta batalla una campaña internacional y países como El Salvador, Guatemala, Paraguay, Chile, Colombia, Perú y Uruguay han implementado estrategias similares a la desarrollada por la Vicepresidencia de Ecuador o están en proceso de hacerlo.

Por eso, Cueva enfatizó que desde que Moreno llegó al poder ha realizado "cambios radicales" en favor de los discapacitados, mientras que Ecuador "se ha convertido en un símbolo a nivel mundial" en la atención a estas personas.