La justicia argentina condenó hoy al exdictador Jorge Rafael Videla a 50 años de cárcel por el robo de bebés dentro de un plan sistemático ejecutado durante la última dictadura militar en Argentina (1976-1983).

Considerado un proceso "emblemático", el juicio comenzó por una denuncia de Abuelas de Plaza de Mayo por "sustracción, retención, ocultación y sustitución de identidad de menores de diez años" y abarca una treintena de casos.