China redujo el jueves su tasa de interés por segunda vez en un mes en un esfuerzo por revertir su más aguda declinación económica desde la crisis mundial del 2008.

El interés para los préstamos a un año será reducido en 0,31% a 6% a partir del viernes, anunció el banco central.

El gobierno comunista ha lanzado una serie de medidas de estímulo desde marzo después que el crecimiento se desaceleró al 8,1% en el primer trimestre.

Los analistas del sector privado anticiparon que el crecimiento en el segundo trimestre bajará incluso al 7,5% antes de recuperarse en el segundo semestre.

El comercio se ha debilitado paulatinamente en momentos en que el desempleo en Estados Unidos y la crisis de la deuda europea afectan la demanda mundial de consumo.

El banco central redujo sus tasas el 7 de junio por primera vez en cuatro años y ha bajado los precios de la gasolina y el diesel, que establece el gobierno. Las autoridades han prometido más inversiones para la construcción de viviendas de bajo costo, aeropuertos y otras obras públicas.