Juan Román Riquelme, uno de los máximo ídolos en la historia de Boca Juniors, anunció el jueves que no continuará con ese popular club argentino.

El talentoso enlace dio a conocer esa sorpresiva decisión poco después de la derrota de Boca por 2-0 (3-1 global) ante Corinthians de Brasil en la final de la Copa Libertadores en Sao Paulo.

"Le he comunicado al presidente (Daniel Angelici) que no voy a continuar, que amo a este club, que voy a estar agradecido por siempre con la gente de Boca", dijo Riquelme, de 34 años.

"Me siento vacío, que no tengo más nada para darle al club", agregó el jugador, quien ganó 10 títulos con Boca, incluyendo tres veces la Libertadores. "No se si le he dado mucho, no se si le he dado poco, no se si le he dado nada, pero tengo claro que estoy vacío, que no tengo más nada por dar".

Poco después, Angelici aseguró que intentará "revertir" la decisión de Riquelme, que según diversas encuestas entre socios e hinchas del club es el máximo ídolo en la historia de Boca, incluso por sobre Diego Maradona.

"Es una decisión de él, unilateral. Estamos dolidos como hinchas que nuestro ídolo no juegue más en el club", sostuvo Angelici en declaraciones a Radio 10.

Riquelme no dio indicios sobre las razones que lo impulsaron a dejar Boca, equipo en el que jugó 352 partidos y marcó 81 goles desde su debut en 1996. También jugó con los clubes españoles Barcelona (2002/03) y Villarreal (2003/06), y disputó el Mundial de 2006 en Alemania con la selección argentina.

Es público que Riquelme no tiene buenas relaciones con el actual técnico de los Xeneizes, Julio César Falcioni.

"Se han dicho muchas cosas", dijo Riquelme, pero agregó que abandonar Boca "es una decisión mía".

"El compromiso que tengo con el club es muy grande, yo soy hincha de este club", destacó el jugador, que además ganó la medalla de oro en el fútbol de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

"Yo no puedo jugar a la mitad, llevo 16 años en el fútbol, he vivido para el fútbol, vivo para el fútbol".

Riquelme señaló que su plan inmediato es "ir a mi casa, quiero abrazar a mis hijos, comer asado con mis amigos, seguramente después hablaré con mi nene... si me quiere ver jugar, jugaré un tiempo más" en otro club. "Acá no puedo dar más de lo que he dado hasta el día de hoy".