Un día antes de enfrentar a la bielorrusa Victoria Azarenka en la semifinal de individuales, Serena Williams tuvo que disputar el miércoles dos encuentros de dobles junto a su hermana mayor Venus para seguir adelante en Wimbledon.

Las hermanas Williams pudieron al fin completar su duelo de la segunda ronda contra las rusas Maria Kirilenko y Nadia Petrova, el cual comenzó el sábado pero se suspendió por la lluvia. El encuentro se reanudó el miércoles en el tercer set, cuando las Williams ganaban por 3-6, 6-3, 9-7.

Las estadounidenses volvieron a la cancha unas horas después para imponerse a su compatriota Bethanie Mattek-Sands y a la india Sania Mizra, por 6-4, 6-3, y avanzar a los cuartos de final.

Serena necesitó que se le aplicara un nuevo vendaje en el tobillo izquierdo durante es partido, pero su padre Richard dijo que no había preocupaciones por la salud de la estadounidense de cara a la semifinal del jueves.

En este torneo, Serena busca su quinto título de Wimbledon en individuales.