El número de casos detectados de dengue ha subido a niveles por encima de lo normal en momentos en que Puerto Rico entra en la temporada en que arrecia la penosa enfermedad.

El secretario de salud de este Estado Libre Asociado, Lorenzo González, precisó que se reportaron 111 casos en la primera semana de junio y 117 en la semana anterior. Se han confirmado ocho casos de la variante hemorrágica más grave, aunque ninguna muerte.

Un informe del Centro para Control y Prevención de Enfermedades, de Estados Unidos, indica que las nuevas infecciones se producen a un ritmo que supera epidemias anteriores. Los casos de dengue por lo general alcanzan su máximo nivel a principios de octubre.

González dijo el martes por la noche que podría aumentar el número de casos detectados debido a nuevos cursos para ayudar a los médicos a identificar los síntomas.

El virus inoculado por el mosquito causa fiebre, jaquecas severas y dolores agudos de articulaciones y músculos.

Durante una epidemia en el 2010, el dengue cobró un récord de 31 vidas en Puerto Rico.