El príncipe Guillermo y su esposa Kate visitaron Wimbledon el miércoles para observar los partidos por los cuartos de final de hombres en la Cancha Central.

El duque y la duquesa de Cambridge recibieron una estruendosa ovación cuando se sentaron en el Palco Real antes del partido entre el suizo Roger Federer y el ruso Mijaíl Youzhny.

La duquesa lució un vestido tejido color crema, de Sarah Burton para Alexander McQueen, que había portado justo hace un año en su gira real por Canadá con su esposo.

El británico Andy Murray jugaba más tarde contra el español David Ferrer en la Cancha Central.

La semana pasada, el príncipe Carlos visitó Wimbledon por primera vez desde 1970, mientras que la hermana de Kate, Pippa Middleton, y los padres de la duquesa Carole y Michael, también han estado en el All England Club durante el torneo.

Guillermo y Kate gustan del tenis, el año pasado vieron jugar a Murray en Wimbledon.