La Comisión de Reforma de la Seguridad Pública de Honduras (CRSP), organismo recién creado para impulsar la reforma de la Policía Nacional, pidió hoy a los políticos que aspiran a llegar al poder que firmen un pacto nacional por la seguridad.

La petición fue hecha públicamente por la CRSP en un espacio en la prensa local, a raíz de que algunos de los políticos de diversos partidos que buscan la candidatura presidencial para las elecciones generales de 2013, están haciendo proselitismo con el tema de la seguridad.

"Pareciera que cada vez adquiere más fuerza la tendencia a 'politizar' el tema, desvirtuándolo en su esencia y reduciéndolo al ámbito del simple proselitismo electoral", indicó la CRSP en un pronunciamiento.

Añade que, de la forma en que se está manejando el tema de la seguridad entre los sectores políticos, siendo "un tema tan importante y vital, pierde calidad y sustancia".

Además, "la sociedad se confunde y debilita sus propias posibilidades para generar, aunque sea, consensos mínimos que se traduzcan en acuerdos básicos en torno al grave problema que representa la inseguridad en el país".

Durante su campaña política, el actual presidente de Honduras, Porfirio Lobo, prometió "trabajo y seguridad", pero a casi dos años y medio de su mandato, según diversos organismos, la violencia se ha incrementado.

El estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos informó hoy que entre 2000 y mayo de 2012 en el país se registraron más de 49.000 muertes violentas, de las que unas 15.657 se dieron en 28 meses de la Administración que preside Lobo.

La CRSP solicitó a los representantes de los nueve partidos legalmente inscritos que "unan esfuerzos y firmen un pacto nacional por la seguridad" y que "ojalá se pudiera hacer lo mismo en otras áreas claves como educación y salud, por ejemplo".

El organismo considera que los políticos podrían expresar mediante el pacto sus coincidencias básicas en torno a la seguridad y comprometer sus esfuerzos conjuntos para encontrar soluciones viables ante los graves desafíos que representa actualmente la seguridad ciudadana en Honduras.

Además, la Comisión ofreció sus auspicios para que el pacto propuesto se pueda convertir "pronto en una realidad".

El pacto evitaría "la indebida politización sectaria con sus nefastas consecuencias en la fragilidad institucional, de un asunto tan esencial como urgente: la seguridad pública y la necesaria lucha contra el crimen, tanto organizado como común", subraya el pronunciamiento de la CRSP.