El ex presidente Fernando Lugo pidió el miércoles que la Corte Suprema de Justicia anule la sentencia del juicio político que decidió su separación del poder.

"La acción de inconstitucionalidad es solamente contra la sentencia y esperamos que en unos treinta días la Corte la resuelva favorablemente para nuestro cliente", dijo a The Associated Press el abogado del ex mandatario, Emilio Camacho, quien fue uno de los tres letrados que defendieron a Lugo ante el Senado.

Según Camacho, los abogados defensores "entendemos que no tuvo fundamentación" lo resuelto en el breve juicio al mandatario.

El 22 de junio el Senado paraguayo realizó un juicio político a Lugo, de 61 años, bajo la acusación de mal desempeño de sus funciones, por la que lo hayó culpable y decidió su remoción del puesto. Designó como sucesor al vicepresidente Federico Franco.

Camacho junto con otros dos letrados, Adolfo Ferreiro y Enrique García, ejercieron la defensa de Lugo ante el Senado.

El jurisconsulto indicó que la sala constitucional de la Corte "normalmente debería responder a nuestra solicitud en unos treinta días", pero en la práctica el máximo tribunal demora unos tres años en resolver las presentaciones, por sobrecarga de trabajo.

Expresó su confianza en que los miembros de la corte actúen con celeridad "teniendo en cuenta la gravedad de los hechos".

Horas antes de desarrollarse el juicio político, los tres abogados defensores de Lugo presentaron una inconstitucionalidad contra las entonces intenciones del Senado de enjuiciar a su patrocinado.

Tres días después, la Corte comunicó su decisión de rechazar el pedido por considerar que "el juicio político juzga conductas políticas; no es un juicio ordinario", especificando que la "cámara de senadores es un poder autónomo".

El lunes y martes últimos estuvo en la capital paraguaya una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) encabezada por el secretario general José Miguel Insulza para colectar datos acerca del veloz juicio político.

Antes de partir hacia Washington, Insulza anunció que el lunes venidero será presentado el informe ante el Consejo Permanente del organismo hemisférico para luego evaluar si existen méritos para llamar a una reunión de cancilleres para dictar alguna sanción contra Paraguay.