El ex director general de Barclays Bob Diamond comparecerá el miércoles ante una comisión parlamentaria de influyentes legisladores británicos a fin de responder preguntas sobre el escándalo desatado por la manipulación de tasas de préstamos interbancarios que hizo el banco.

Diamond, que renunció el martes, tendrá que responder sobre una conversación que sostuvo en el 2008 con Paul Tucker, vicepresidente del Banco de Inglaterra, sobre el reporte de Barclays de tasas de interés más altas que otros bancos. Después de la renuncia Barclays publicó un memorando en el cual Diamond le dice a Tucker que "no siempre era necesario que apareciéramos tan altos tal como habíamos estado haciendo recientemente".

Barclays indicó que un subordinado erroneamente pensó que el banco central le había ordenado a Barclays que reporte tasas más bajas.

El banco reveló documentos que dicen que Jerry del Missier fue responsable de ordenarle en 2008 a los operadores que reportaran falsamente tasas bajas de endeudamiento, porque llegó a la conclusión errónea de que el Banco de Inglaterra (central) le había dicho a Barclays que lo hiciera.

El Banco de Inglaterra ha rechazado que conociera de cualquier irregularidad en la forma en la que los bancos británicos fijaban sus tasas de préstamo, pero la cuestión promete dominar el testimonio que Diamond dará ante una comisión parlamentaria.

Diamond, el presidente de Barclays Marcus Agius y el director operativo Jerry del Missier renunciaron esta semana a causa del escándalo.

La dirección de Barclays ha estado bajo presión desde que las autoridades de Estados Unidos y Gran Bretaña lo multaron la semana pasada con 453 millones de dólares por presentar informes falsos sobre las tasas de préstamos interbancarios entre 2005 y 2009.

Una gran parte de ese ilícito se originó en los operadores de Barclays Capital, la división de banca de inversión que alguna vez dirigió Diamond.