El Parlamento Europeo ha apostado hoy por ahorrar con la reducción de sus sedes, de tres actualmente a una, al aprobar por votación en el pleno un informe sobre el presupuesto de la UE para 2013.

Por 540 votos a favor, 93 en contra y 52 abstenciones, la Eurocámara aprobó tener sólo una sede.

En el contexto de las políticas de austeridad existentes, la UE debe mostrar responsabilidad y tomar medidas "inmediatas y concretas" de cara a establecer una sede única para el Parlamento Europeo.

En la actualidad la institución tiene sedes en Bruselas, Estrasburgo (Francia) y Luxemburgo.

El mandato del PE de cara a las próximas negociaciones presupuestarias acepta el ahorro en la propia "casa" pero pide no recortar en los recursos dirigidos a promover el crecimiento y el empleo.

La resolución, aprobada por amplia mayoría, indica que el presupuesto de la UE, que no puede incurrir en déficit, "no debe ser víctima de las políticas económicas fallidas a nivel nacional".

Los eurodiputados consideran que los recursos de la UE "comportan valor añadido".

El informe de los eurodiputados apoya el proyecto de presupuesto de la UE para 2013 propuesto por la Comisión Europea, que asciende a 150.932 millones de euros en créditos de compromiso (un incremento del 2% respecto al presupuesto de 2012) y a 137.924 millones de euros en créditos de pago (un 6,8% más que hace un año).

El 9 de julio empezarán las conversaciones sobre el presupuesto del año próximo 2013.

El objetivo de PE, CE y Consejo es aprobar el presupuesto en el pleno que tendrá lugar del 19 al 22 de noviembre. (Para más información del Parlamento Europeo www.euroefe.com)